viernes, 13 de febrero de 2009

Huesos del pie



Antes de hablar de los huesos del pie hay que fijarse en la articulación del tobillo o tibio-peronea-astragalina.

El tobillo está formado por los dos huesos largos de la pierna, la tibia (interna), el peroné (externa) y el astrágalo.
La tibia es el hueso más grueso y robusto de la pierna, mientras que el peroné es más delgado y largo. Esto da lugar a los maleolos. El interno formado por la tibia, llamado maleolo interno o tibial, y el externo formado por el peroné, llamado externo o peroneal, que baja más que el tibial.
El peso baja entre tibia y peroné y va al astrágalo, que es la articulación del tobillo. Actúa como una polea repartiendo las cargas y el peso por el pie.


El estudio del pie comienza describiendo los huesos que forman tres conjuntos diferenciados:

- Tarso
Formado por siete huesos cortos. El astrágalo que articula con los huesos de la pierna (tibia y peroné); el calcáneo, debajo del anterior, que forma el talón, y por delante de ambos hacia los dedos, el cuboides (externo), el escafoides (interno) y las tres cuñas o cuneiformes.

- Metatarso
Formado por cinco huesos largos llamados metatarsianos. Entre muchas de sus características destacaré algunas.
El primero es el más grueso. En su cabeza por la zona plantar tiene dos pequeños huesos llamados sesamoideos, que ayudan al primer metatarsiano a soportar mejor el peso corporal y a distribuir las cargas. Son un punto de apoyo y un amortiguador.
El segundo es el más largo de todos ellos y el más móvil debido a un potente sistema ligamentoso que impide su desplazamiento en los distintos movimientos del pie.
Por último, el quinto, uno de los más móviles. Tiene en su base un saliente óseo llamado tuberosidad ósea del quinto o apófisis estiloides del quinto.

- Dedos
Formados por las falanges. El primer dedo sólo tiene dos, denominadas falange proximal o primera y distal o segunda. El resto de los dedos tiene tres , llamadas falange proximal o primera, media o segunda y distal o tercera, también llamada ungüeal por contener la uña.
Los dedos de los pies no tienen nombre. Se denomina por números, del primero al quinto. El único que tiene nombre es el primero, conocido por dedo gordo y cuyo nombre es ortejo mayor.

Entre los tres conjuntos tenemos dos líneas importantes para delimitar zonas reflejas:

- Línea de Amputación del pie o Línea Lisfranc. Separa el tarso del metatarso.
- Línea Metatarso-Falángica, que separa los metatarsianos de los dedos.